Elecciones Bielorrusia: Alexander Lukashenko: ‘rehn’ de su pequea Unin Sovitica

doctor weight loss


Actualizado

Lleg en 1994 al poder y se convirti en el ‘padre’ de los bielorrusos. Tras negar el coronavirus, no supo ver el descontento en la calle y su rgimen qued herido de muerte


El presidente bielorruso Alexander Lukashenko.
EFE

En 1994, Alexander Lukashenko lleg al poder convenciendo a todos de que era un populista y un liberal al mismo tiempo. Un reformista, pero tambin un rusfilo dispuesto a recomponer los vnculos con Mosc tras unos primeros aos de catica independencia bielorrusa. Tras intentar complacer a unos y a otros, en 1996 comenz a carcomer el dbil edificio constitucional con el que se haba dotado el pas.

Lukashenko fue un reformista durante el tiempo en que esa palabra estuvo de moda en Mosc. “Como antiguo jefe de una granja colectiva era capaz de comprender un sistema planificado, pero no la economa de mercado”, recuerda Andrew Wilson, autor de ‘Bielorrusia, la ltima dictadura de Europa’. As que eligi apoyarse en Rusia y contener los precios en casa.

Lukashenko pronto se gan el carioso apodo de ‘batka’, que significa padre, entre los bielorrusos. Los sectores industriales y agrcolas estn fuertemente subsidiados y se benefician de estrechos vnculos con Rusia, que durante aos ha compensado a Bielorrusia tratndola como socio y cliente preferente. Por eso se dice que Lukashenko ha hecho de Bielorrusia en una versin en miniatura de la Unin Sovitica. Su sistema se parece ms al antiguo rgimen que la Rusia actual. Esto afecta al fondo pero tambin a la forma: el servicio secreto se llama KGB, pues todava lleva el mismo nombre que su predecesor sovitico.

Un muerto en los violentos enfrentamientos tras imponerse Alexander Lukashenko en BielorrusiaEL MUNDO (Vdeo) // REUTERS (Foto)

Est burbuja del siglo XX slo ha sido posible con el respaldo del ‘hermano mayor’. Pero Mosc empieza a emitir seales de cansancio respecto a esta simbiosis. En parte por el proyecto errtico de Lukashenko, de 65 aos, cuyo ltimo tropezn fue negar el coronavirus para enfermar a los pocos meses. Igual que Donald Trump, su carcter voluble se ha convertido en una especie de talismn respecto a los embates de la antiptica realidad. El ao pasado visit una granja para ver si las vacas estaban bien cuidadas. Insatisfecho con el psimo trato de los animales, despidi al ministro de Agricultura y a varios funcionarios. As que aunque ese mismo ao la ONU seal que continuaban las “violaciones sistemticas de los derechos humanos” en el pas, los bielorrusos quedaron convencidos del compromiso de su lder con la dignidad de los rumiantes.

En gran parte de Europa se le ha considerado durante mucho tiempo como el “ltimo dictador” del continente. Pero con la guerra en el este de Ucrania en 2014, Lukashenko adopt una postura ms suave y liber a disidentes. Fue anfitrin de las conversaciones de paz en la capital y se ha beneficiado del escarmiento ucraniano de la UE, que tiene ahora muchas menos ganas de ‘exportar’ la democracia liberal.

En su biografa sobre Lukashenko, el analista Valery Karbalevitch lo describi como un “rehn” atrapado en un sistema poltico creado por l mismo. Igual que el Covid-19, Lukashenko tampoco vio venir el descontento de la calle y su rgimen ha quedado herido de muerte.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

amazon gift card

Source