The Second B, un pozo donde los clubes no saben cuál será su futuro (Toni Padilla)

doctor weight loss

“No sabemos cómo será la próxima temporada en la Segunda B. Hablan de subgrupos de 10 equipos dentro de los grupos de 20. No sabemos cómo será el tema de la promoción, qué condiciones tendrán los clubes, porque muchos ya sufrió antes del coronavirus “. Sergi Raset, director deportivo de Olot, intenta ir a trabajar. Cuando la mayoría de los clubes de la Segunda B no saben lo que les sucederá en unas pocas semanas, el club Garrotxa, uno de los pocos en la categoría que no tiene deudas, ha renovado su entrenador, Raúl Garrido. “La renovación del cuerpo técnico era una prioridad, ahora es el momento de ampliar los contratos de un número significativo de jugadores. Hay más incertidumbre que otras temporadas, pero queremos continuar con el proyecto y hacer que el personal sea lo más competitivo y estable posible”. él dijo. una conferencia de prensa virtual organizada por el club.

¿Cómo puedes pensar en el futuro, cuando nadie sabe cómo será la Segunda División B la próxima temporada? Si las dos categorías profesionales, la Primera y la Segunda División, esperan poder terminar sus campeonatos y ya están viviendo las primeras sesiones de entrenamiento, el caso de la Segunda B es muy diferente. La Federación, con el apoyo del Consejo Superior de Deportes (CSD), decidió terminar la temporada sin descenso, pero tendrá que jugar un eliminatoria de promoción que muchos clubes creen que no podrá terminar. Para la mayoría de los clubes, entonces, la temporada ha terminado y Badalona también ha renovado a su entrenador, Manolo González. Aunque el club Badalona terminó en la zona de descenso y no bajó gracias a la medida RFEF, los resultados con González fueron buenos.

Sin relegaciones pero con promociones, la Segunda B, una categoría ahora de 80 clubes divididos en 4 grupos, tendría 100, razón por la cual se haría un quinto grupo. La idea de la RFEF sería una temporada 20/21 con cinco grupos, para dar paso a una reforma para la temporada 21/22 en la que se formaría una nueva categoría, la tercera en el fútbol estatal, con dos grupos de 20 equipos “La categoría crece cuando quizás debería cortarse”, admite Andrés Manzano, gerente general de Cornellà, quien aboga por la creación de una nueva categoría, la Segunda Elite B, con dos grupos de 40 equipos.

Primero, sin embargo, tienes que jugar el eliminatoria. La idea de la RFEF es que 16 equipos peleen por 4 promociones a Segunda en una fase final a mediados de julio en el Pinatar Arena de Murcia. Participarán tres equipos catalanes, el Barça B, Sabadell y Cornellà. Él eliminatoria comenzaría el fin de semana del 18 y 19 de julio. Y se resolvería en solo una semana, con tres clasificatorios. El primero incluiría dos duelos directos entre el primero de cada grupo (Atlètic Balears, Cartagena, Castellón y Logronyès) para decidir dos promociones directas. Las otras dos promociones se decidieron superando un total de tres partidos. Y todo esto, si se pueden jugar, por supuesto. El entrenador de Ibiza, Pablo Alfaro, ya advirtió que tiene miedo de ver “contagios” en los clubes que terminaron primero en el grupo y podrían subir sin jugar, si el eliminatoria están suspendidos La RFEF, por el momento, ha dicho que no puede garantizar que el primero de los grupos haya garantizado la promoción en este caso.

Sin poder entrenar

Tanto Sabadell como Cornellà, con menos estructura que el Barça B, viven con ansiedad estos días. El club azulgrana tiene seis jugadores de la rama entrenando con el primer equipo, lo que provoca quejas entre los clubes que creen que “las ramas juegan con diferentes cartas”: “Porque ya tienen jugadores entrenando cuando no podemos”, dijo el presidente de el club. Badajoz, Joaquín Parra. “No podemos negar que hay diferentes condiciones, dependiendo del área de los clubes y también ver muchos jugadores subsidiarios entrenándose durante días”, dice Bruno Batlle, gerente general de Sabadell, un club que podría ser emparejado. con dos filiales en la primera ronda del eliminatoria, Atlético de Madrid B y Athletic Club de Bilbao B. “Pero cuando llegas a uno eliminatoria, tienes un desafío y un sueño. Tenemos que intentarlo “, agregó. Sabadell, de hecho, ha pedido a la RFEF y al CSD que las reglas del juego sean las mismas para todos los equipos de eliminatoria.

El Barça B quiere que todo su personal regrese a trabajar el viernes, aprovechando el hecho de que la ciudad deportiva Joan Gamper es propiedad del club y esta instalación ha recibido permiso para abrir, porque los equipos de fútbol, ​​baloncesto y fútbol sala ya están entrenando allí. . . Por otro lado, Sabadell y Cornellà enfrentan una contradicción legal. La Federación les ha dicho que pueden entrenar, pero en los territorios de Cataluña que permanecen en la fase 0, las instalaciones deportivas al aire libre y los centros deportivos deben permanecer cerrados, según la Secretaría General del Deporte. Y ambos clubes entrenan en propiedades municipales. “La León Cultural es de una ciudad en la zona 0 pero si entrena, hay contradicciones entre territorios”, explica Batlle. Sabadell, que quería entrenar el martes pasado después de probar a los jugadores de covid-19, decidió esperar hasta el próximo lunes. El Cornellà todavía no tiene fecha para volver a trabajar, mientras que cada vez más clubes tienen que hacer el trabajo. eliminatoria ya están trabajando, ya que se basan en territorios dentro de la fase 1.

“El segundo B es un cráter”

Si clubes como Olot ya se están preparando para la próxima temporada, otros no. “Si el Segundo B era un pozo, ahora es un cráter. Si con 80 era un pozo ahora con 100 es un cráter”, dijo Andrés Manzano, gerente general de Cornellà, en el portal Futbolcatalunya.com. “Los equipos que ya terminaron la temporada han ahorrado dinero, ya que hicieron un ERTO y dejaron de pagar los pagos mensuales. Tendré que reactivar a los jugadores y tendré que pagarles meses imprevistos como junio y julio. Ahora, tendremos para pagar primas de eliminatoria, un viaje a Murcia y algunas pruebas y controles de salud sin los ingresos de taquilla, que no tendremos. Tiene un costo más alto de lo que normalmente hubiera tenido. También hay equipos que invierten mucho dinero y no juegan eliminatoria. Haz uno eliminatoria es tan costoso que hay que hacerlo y cualquier club sacará las calas de donde sea porque es una oportunidad única. “

En Sabadell, admiten que la situación los incomoda, ya que no pueden planificar para la próxima temporada porque no saben en qué categoría tendrán que jugar. “Tal vez no sepamos hasta finales de julio cuál será nuestro destino, lo que no ayuda a decidir si los jugadores se renuevan, si firman … Otros clubes ya pueden hacerlo”, explican al club del Vallès , lo que quieren pensar en positivo. “Tendremos un mes y unas pocas semanas para preparar el primero eliminatoria en 9 años, estamos emocionados “, dice Batlle. Para Cornellà, será el tercero eliminatoria buscando consecutivamente lo que sería la primera promoción a Segunda del club Baix Llobregat.

Clubes como Nàstic, que presentó un ERTO, ya han informado a algunos jugadores que no serán renovados, pero se encuentran en un extraño mercado de transferencias, donde ya es difícil cerrar operaciones, porque muchos futbolistas también están esperando a ver qué sucede. siguiente temporada. Los clubes, por el momento, han comenzado el trabajo despidiendo a los jugadores que no encajan en sus planes, como ya lo están haciendo Nàstic, Lleida, Llagostera y El Prat en estos días. La presentación, sin embargo, será más complicada.

La Segunda B, siempre con una pierna en el fútbol profesional y otra en el aficionado, se enfrenta a su verano más incierto. Sin saber cómo serán sus grupos, si puedes jugar el eliminatoria y con la pregunta de si con la disminución de los ingresos causada por la pérdida de patrocinadores y espectadores, algunos clubes pueden terminar desapareciendo. En los últimos 10 años, más de 10 clubes han desaparecido en la Segunda B al reagruparse y más de 15 han perdido la categoría debido a deudas.

amazon gift card

Source