Las provincias más agrarias de Castilla y León registrarán una menor caída en la producción, según Unicaja

doctor weight loss

Valladolid

Unicaja Banco explicó este jueves que las primeras estimaciones para las nueve provincias de Castilla y León apuntan a una “fuerte disminución” de la producción en 2020 que será menos pronunciada en los territorios con mayor peso en el sector agrícola.

Esto se afirma en el informe ‘Situación económica y perspectivas de las provincias de Castilla y León’ correspondiente al segundo trimestre según el cual la evolución de la actividad estará vinculado “en gran medida” a la estructura económica de cada provincia para que aquellos con mayor peso en el sector agrario, como Salamanca y Zamora, puedan registrar menos impacto ya que este sector se vería menos afectado que otros.

Este informe preparado por los analistas económicos andaluces sitúa una disminución de la producción en Castilla y León del 7,6 por ciento, en el “escenario más favorable”, con una caída del 10.8 por ciento en lo peor.

Burgos a la cabeza

Por provincias, el escenario más favorable en la evolución de la actividad es en la provincia de Burgos, con -6,4 por ciento, seguido de Ávila, con -6,6 por ciento; Zamora, con -7.1 por ciento; León, con -7,2 por ciento, y Segovia, con -7,4 por ciento.

En el resto de las provincias, la caída en la producción excedería el pronóstico para el promedio regional (-7.6 por ciento) en este escenario más favorable: Valladolid (-8.0 por ciento), Soria (-8.1 por ciento); Palencia (-8.7 por ciento) y Burgos (-8.8 por ciento), con los peores respectivos en esa posible mejor situación.

Por otro lado, en el escenario más desfavorable, todas las disminuciones en la producción superarían el 10 por ciento con la excepción de Salamanca (-9.7 por ciento) y Zamora (-9.8 por ciento).

A continuación, Ávila (-10.1 por ciento), León (-10.4 por ciento), Segovia (-10.8 por ciento, como se esperaba para la comunidad autónoma en esa peor situación), Valladolid (-11.1 por ciento), Soria (-11.2 por ciento) y Palencia ( -11.5 por ciento).

Este informe, que incluye datos provinciales, se agrega y complementa al publicado la semana pasada sobre ‘Previsiones económicas para Castilla y León’ editado con un enfoque agregado de la Comunidad Autónoma según el cual el PIB de Castilla y León podría caer en 7, 6 y 10.8 por ciento, sin descartar “una nueva disminución”.

Mientras se esperan los datos de contabilidad regional para el primer trimestre del año, este informe indica que es previsible que la aparición de COVID-19 interrumpa “abruptamente” el perfil de crecimiento que mostraba la economía de Castilla y León, que en todo En 2019, ya registró una moderación en la tasa de aumento del PIB, “principalmente debido a la menor contribución de la demanda interna y, en particular, de la inversión”.

En términos de empleo, en abril, el número de trabajadores afiliados a la Seguridad Social en Castilla y León cayó en más de 30,000 personas en comparación con febrero, hasta llegar a menos de 900,000 trabajadores. Por su parte, el número de trabajadores incluidos en los Archivos de Regulación de Empleo Temporal (ERTES) por fuerza mayor y que siguen afiliados a la Seguridad Social asciende a 132.207 (casi 3,1 millones en España).

En este contexto, advierte Unicaja, la perspectiva económica está sujeta a una incertidumbre “muy alta”, por lo que reconoce que hacer proyecciones es “complejo” para apelar a la “precaución”.

amazon gift card

Source