La industria editorial encuentra la fórmula del éxito: vende más libros, produce menos títulos | Cultura

doctor weight loss

El sector del libro está templado. En el avance del Internal Book Trade Report, la Federación de Gremios de Editores Españoles (FGEE) descubre que en 2018 la industria editorial facturó 2.363 millones de euros, un 1,9% más que en 2017. Crece en ganancias y baja la tasa de publicaciones: 76,202 nuevos títulos editados, que es 12.7% menos. Se vendieron 160 millones de copias en papel, un 1,6% más que el año anterior. Con estos datos, la alarma causada por los indicadores de 2017 se calmó, cuando una nueva burbuja editorial parecía ser consumada al multiplicar los títulos en la calle y al aumentar mínimamente las ganancias.

Con estos datos, el presidente de la FGEE y la Asociación de Cámaras del Libro de España, Miguel Barrero, ha indicado este martes en Madrid que “las cifras reflejan cierto optimismo ya que revelan una mejora gradual en el sector tras la crisis”. Se acabó el fatídico 2013, un año negro en el que el sector tocó fondo, con una facturación de 2.181 millones de euros. Y mucho más en 2008, cuando facturó 3.185 millones de euros. En 10 años, los editores han sufrido una caída del 25,8% en la facturación, casi mil millones de euros menos. También es muy sorprendente que en los últimos cinco años (2014-2018), la industria haya recuperado 182 millones de euros, una cantidad menor que los ingresos que perdió en solo un año (2012-2013), cuando 290 millones desaparecieron, en su totalidad Cataclismo económico.

El precio medio de los libros en papel fue de 13,96 euros (en 2017 fue de 14,66 euros). Y en detalle se observa que el ensayo se paga a 11,42 euros (un euro menos que el año anterior) y la novela a 12,1 euros (20 centavos más que 2017 en promedio). Los cómics son 20 centavos más baratos y los títulos para niños y jóvenes 10 centavos menos. El producto más caro son los libros de texto no universitarios, que cuestan un euro.

Menos libros de texto

Sin embargo, la disminución en la producción editorial se debe, como lo indica la FGEE, al corte de títulos publicados en libros educativos. Hubo menos títulos en el mercado de libros de texto, una caída del 9,7%. “Es la consecuencia de la interrupción de los horarios de renovación, lo que ha significado que muchas editoriales no hayan producido nuevas ediciones”, admiten los editores. Las nuevas cifras podrían hablar de contención, pero los datos de producción proporcionados por el FGEE no son tan detallados para determinar si la industria ha cambiado sus hábitos de producir mucho más de lo que supone el mercado.

Los editores hacen especial hincapié en el hecho de que el libro en papel apoya a la industria y que el libro digital se ha estancado en ventas: su facturación cayó un 0,1% en comparación con 2017 y se situó en 119 millones de euros. Esta cantidad representa el 5% de la facturación total del sector. El número de títulos editados ascendió a 19,236 y el número de descargas alcanzó los 12.8 millones. El precio medio de los libros digitales, a la espera de la aplicación de la nueva normativa europea sobre el IVA del libro, fue de 9,25 euros, tres centavos menos. A diferencia del papel, lo que más vende digitalmente es la no ficción: el 52.7% de las ventas en comparación con el 20% de la ficción para adultos.

La novela sigue creciendo en facturación y pasa de 407 millones de euros a 443 millones, un crecimiento del 8,9%. La poesía aumenta ligeramente sus márgenes y de 7 millones alcanza los 7,2 millones. El libro infantil y juvenil también aumenta las ganancias, un 6% (de 286 millones de euros a 303,3 millones de euros). La no ficción no se queda atrás y agrega un 3,7% más de facturación. El único sector que hace clic es el libro de texto no educativo, con una caída del 4,2% (de 828,8 millones de euros a 793,6 millones de euros). El auge de los cómics parece estar estancado en este momento, con un ligero recorte en las ganancias del 0.1%.

Los datos de facturación por canales de comercialización son interesantes. Las librerías son el principal punto de venta del sector. Los 831.5 millones facturados representan el 35.2% del total. Les siguen las cadenas de librerías (Corte Inglés, Fnac, Casa del Libro y similares), con 421,9 millones (17,8%). Y los hipermercados (Alcampo, Carrefour y afines) apenas alcanzan el 8,2%, con sus 194,6 millones facturados. En Internet, los libros vendidos directamente en formato papel por las editoriales representaron el 1%, aproximadamente 24,5 millones.

amazon gift card

Source