ERO sangrantes a pesar de la “prohibición” teórica del gobierno español (Àlex Font Manté)

doctor weight loss

Durante los dos meses de confinamiento forzados por el coronavirus, nos hemos acostumbrado a los anuncios de todo tipo de los gobiernos para combatir la pandemia. Anuncios que suelen reservar sorpresas cuando aparecen en el Gaceta Oficial del Estado y su letra pequeña se puede leer.

La situación es especialmente grotesca cuando el texto del BOE es lo suficientemente ambiguo para que dos ministerios hagan lecturas completamente opuestas. La semana pasada vimos cómo el Departamento de Salud dijo que las ventas estaban prohibidas, mientras que Consum dijo exactamente lo contrario.

“El gobierno ha impuesto una prohibición de despido por razones codiciosas”

Pedro Sánchez 20 de mayo de 2020

Pero estas descoordinaciones van un paso más allá cuando lo que se anuncia públicamente es radicalmente diferente de la realidad. O directamente una mentira. Este miércoles, el presidente español, Pedro Sánchez, declaró desde la tribuna del Congreso de los Diputados que el gobierno “estableció una prohibición del despido por razones de covid”, una declaración que está lejos de ser realidad. Hoy en día, los archivos de regulación de empleo (ERO) continúan operando a plena capacidad. De hecho, hay muchos más, precisamente debido a la crisis económica causada por el coronavirus.

El origen

Pero volvamos. Todo comenzó el 27 de marzo, cuando la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, anunció que ninguna empresa española podía despedir trabajadores como resultado de la crisis que estaba comenzando. “Nadie puede aprovechar covid-19 para disparar” y “no se puede disparar porque hemos puesto en marcha los mecanismos legales porque [les empreses] pueden recurrir a procedimientos regulatorios temporales ”, dijo el ministro ese día.

Al día siguiente, cuando el decreto se publicó en el BOE, muchos abogados laborales ya alzaron sus voces para advertir que el texto no prohibía el despido, sino que hacía que todos los despidos fueran inadmisibles. Es decir, en lugar de 20 días de compensación, deberían pagar 33 días. El proyecto de ley sube, pero los despidos no estaban prohibidos en absoluto. Y el hecho de que el costo sea mayor no significa que esto disminuya las reducciones de personal. “Solo puede ser un freno para las personas con mucha antigüedad, pero estos son casos contados”, explican los bufetes de abogados.

18%

Aumento del número de desempleados en Cataluña y España entre marzo y abril sin incluir ERTO

Lo que dijo el BOE terminó cumpliéndose exactamente como lo predijo el Partido Laborista, como lo confirman varias oficinas en este periódico. “Miles y miles de personas han sido despedidas por covid-19”, dijo Nacho Parra del Colectivo Ronda. Algunas compañías, argumenta el abogado, alegan directamente que se debe al coronavirus y pagan por el despido injustificado. Otros, sin embargo, alegan causas inexistentes, como el hecho de que el trabajador ha mostrado un bajo rendimiento. El resultado es el mismo: 33 días de compensación.

Los registros muestran que España está experimentando una escalada sin precedentes en el desempleo, y eso significa mucho en un país acostumbrado a liderar las clasificaciones de desempleo en Europa y el mundo. Entre marzo y abril, el número de desempleados aumentó en más del 18%, tanto en Cataluña como en el conjunto de España. Son crecimientos con muy pocos precedentes. En marzo, por ejemplo, el desempleo nunca había aumentado tanto en Cataluña, mientras que en abril aumentó por primera vez en diez años.

Y esto sin tener en cuenta los cientos de miles de personas que están sujetas a despido temporal (conocido como ERTO), en el que el estado cubre el 70% del salario de los trabajadores, que eran la gran esperanza del gobierno. para que las empresas elijan no cortar plantillas. En Cataluña ya hay 718,000 afectados por ERTO, una cifra que supera en un 50% el número de desempleados (468,000 a fines de abril).

“Una sangría de despidos”

Tanto Yolanda Díaz en su día como Pedro Sánchez hoy argumentan que el despido por covid-19 estaría prohibido, pero la realidad es que “ha habido una gran cantidad de despidos”, según Parra. Desde la última reforma laboral (en 2012), cuando las empresas tienen una caída en los ingresos, pueden hacer despidos apropiados y pagar una indemnización de 20 días (esto es lo que se conoce como causas económicas). El decreto del gobierno evita que se aleguen estas causas. Es por eso que las empresas que desean reducir la fuerza laboral tienen que pagar 33 días.

“Hay muchas personas con contratos indefinidos que han sido objeto de despido disciplinario por bajo rendimiento, cuando en realidad lo que sucedió es que el volumen de trabajo ha disminuido”, dice Nacho Parra.

El hecho de que un despido sea inapropiado indica que no se hizo correctamente. No hace falta decir que no se hizo legalmente. Y es por eso que hay una multa para la compañía que despide injustamente: la compensación que paga es mayor.

amazon gift card

Source