“El Justiciero de Strava”, un conductor de ciclistas que infringe las reglas

doctor weight loss

Tiene casi mil seguidores en Instagram y una misión: compartir las salidas de ciclistas que no respetan las reglas de los deportes al aire libre. Desde el sábado 2 de mayo, puede salir siempre que se respeten las medidas decretadas por el gobierno español: no se mude del municipio donde vive, practique deportes individualmente y respete ciertos horarios. En este contexto, se creó de forma anónima. Cuenta de Instagram “El Justiciero de Strava”, que actúa como vigilante y expone a docenas de ciclistas que rompen las reglas.

Como describe en su perfil, lo que hace “El Justiciero de Strava” es “dar visibilidad a las hazañas compartidas públicamente en varias cuentas de Strava”, una de las aplicaciones más de moda entre corredores y ciclistas. Esta red social de atletas le permite registrar la ruta y controlar el tiempo de entrenamiento, lo que genera competencia entre otros atletas para ver quién va más rápido en ciertas secciones. Además, también ayuda a controlar si está mejorando su rendimiento en algunas áreas comunes. Strava tiene varias opciones de privacidad: la actividad puede ser compartida públicamente y accesible para todos, solo para sus seguidores, o mantenerse en privado. “El Justiciero” toma capturas de pantalla en los mapas de cada salida que no respeta la norma: la mayoría de los casos son para abandonar el municipio, pero también se han informado algunas salidas grupales.

De hecho, en la mayoría de las publicaciones, “El Justiciero” desafía al usuario a ver cuánto tiempo mantiene la actividad en modo público, porque en casos anteriores, los usuarios terminaron eliminando la publicación de sus perfiles abiertos.

Las interacciones que está teniendo la cuenta son contradictorias: por un lado, hay usuarios que aplauden la tarea de auditar el perfil y se declaran fanáticos, involucrando incluso a las Federaciones e Instituciones para que intervengan con multas, y otros critican que tal control está siendo llevado a cabo. El debate generado por ‘El Justiciero de Strava’ toca muchos de los temas que las semanas de encierro han eliminado, pero sobre todo, muestra dos cosas: que los límites de responsabilidad son subjetivos y que en la cultura de la postura, el engaño puede tener castigos inesperados



amazon gift card

Source